Magazine detail

La compañía F.lli Stocco dona árboles durante los cincuenta años desde su fundación.

Un roble rojo (Quercus Rubra), dos robles carballo (Quercus Robur) y dos cerezos de flor japonéses  (Prunus Serrula) encontraron su hogar en el jardín de la escuela primaria de S. Giorgio en Bosco, de la escuela secundaria y en el tramo de ciclo adyacente. La arboleda simbólica fue plantada en la mañana del sábado 30 de noviembre en presencia del alcalde Nicola Pettenuzzo, la concejala Loreta Frison y una gran representación de la compañía Stocco que quería recordar los cincuenta años desde su fundación.

Como empresa valoramos los árboles y nuestro territorio. La madera es uno de los materiales más apreciados entre los acabados propuestos para nuestros productos. Con este gesto simbólico aportamos una pequeña contribución a la vida de la ciudad de los niños y las familias de San Giorgio en Bosco. Cada árbol contiene una historia del pasado y del futuro: estamos muy contentos de que la administración de San Giorgio en Bosco haya elegido plantar estos árboles en un área accesible para las generaciones más jóvenes.